Saltar al contenido

Cómo hacer un buen café a tus invitados. El café…café.

Una buena comida, una buena cena, una tarde placentera con amigos o amigas, casi siempre terminamos con un café. Pero ¿sabemos hacer un buen café?

Algunos baristas (profesionales del café) nos han dado algunos consejos básicos. Con ellos mejorarás tu forma de poner a tus invitados una buena taza de café.

Veremos si sois capaces de hacer un buen café.

 

Quiero Registrarme

Huye del torrefacto.

Hay muchos tipos de café. Huye del torrefacto es un café amargo y realmente peor que los naturales. El café torrefacto es aquel mezclado con azúcar que al recibir calor carameliza esta y la quema produciendo amargor y fastidiando las cualidades del café.

Así que un buen café natural te premiará con grandes sabores y aromas que harán las delicias de tus invitados.

Por nombrar algunos de los cafés más vendidos del mundo tenemos:

Variedad arábica, con sabores más suaves y afrutados. Suelen proceder de Etiopía y América del Sur.

Variedad robusta, con sabor más fuerte y mayor cantidad de cafeína. Su procedencia suele ser Amércia del Sur.

Siempre, siempre, siempre, café en grano.

Es lo suyo, si quieres poner un buen café debes molerlo en casa.

En principio un molinillo manual va a ser mejor que uno eléctrico, pero tampoco tiene mucho que envidar el eléctrico al manual. El caso es que tienes que moler el café en casa.

¿Por qué molerlo en casa? Por los aromas y los sabores del café. El grano de café empieza a perder sabores y aromas al molerse. Con lo que comprar un café molido es arriesgarse a comprar un café con poco sabor y poco aroma.

No siempre hay que moler mucho el café.

El café que bebemos lo realizamos normalmente al infusionar el grano con el agua. De esta manera, el grano suelta todo su sabor y aroma al mezclarse con el agua.

El grado con el que el grano debe ser molido va a depender mayormente de la cafetera que uses.

En el caso de una casa, normalmente vamos a tener la cafetera de filtro con la que necesitaremos que el grano quede más grueso. Esto se debe a que estará más tiempo en contacto con el agua.

En contra, si tienes una cafetera expresso o italiana, necesitará un grano más fino al pasar. El grano estará mucho menos tiempo en contacto con el agua.

El agua es esencial.

Si hemos dicho que el café es realmente una infusión, el agua va a ser un elemento esencial para no estropear una buena taza de café.

Como con cualquier infusión el agua se calentará gradualmente, que es lo que hacen las cafeteras. Así que nada de usar agua calentada previamente.

Lo mejor sería que el agua no tuviese ningún tipo de sabor, así que aconsejamos agua mineral, siempre que sea posible. Pero si no, tienes que intentar que sea lo más insabora posible para que no estropee el sabor del café.

Registrarme Ahora

Las proporciones también cuentan.

Vamos a ver, el ratio agua-café también va a depender mucho de las costumbres de cada zona.

Aún así una regla media sería unos 15 gr. de café para media taza de agua (unos 110 ml), según nuestras consultas, aunque hay disparidad de opiniones.

Por poner un ejemplo un café expresso debería tener unos 8 gr. de café prensado. Pero también va a depender de la cafetera que utilicemos.

En una cafetera italiana, la cual debes llenar de agua hasta la válvula sin sumergirla, no hay que prensar el café. Si lo haces estropearás el café que con tanto esmero estas preparando.

El café se sirve al momento de hacerse.

Si te has tomado la molestia de comprar un buen café, molerlo, hacerlo con el máximo esmero, no puedes estropearlo por no servirlo al momento.

Haz el café cuando vayas a ponerlo a tus invitados o a ti mismo. No hay mejor manera de estropear un buen café que recalentarlo.

Da igual que tomes café con leche o el café solo, siempre será mejor servirlo al momento de hacerlo.

Claro está que si tomas café con hielo dará un poco más igual, pero aún así, siempre será mejor servirlo justo después de hacerlo.

Conserva bien el café que compras.

Es lógico pensar que si el café pierde sabor y aroma según pasa el tiempo, lógicamente no es lo mismo comprar un kilo de café para 4 personas que comprar 250 gr. para esas mismas 4 personas.

El café debes comprarlo justo para consumirlo en poco tiempo. Así no perderá cualidades.

Conserva el café en recipientes opacos, herméticos para conservar todo el sabor y aromas. Y, sobre todo, que esté perfectamente limpio.

Por último mantén el café lejos de la luz solar, acabará por calentar el recipiente haciendo perder cualidades al grano.

¡Ya solo te falta practicar! Mira alguna de las 😍 cafeteras que tenemos en Salvis ☕ esperándote.