Saltar al contenido

¿Cuándo puede mi hijo empezar a comer sólidos?

Según la Academia Americana de Pediatras, los padres podrían empezar a dar cereales a su bebé recién nacido en su cuarto o quinto mes. Es una recomendación conservadora. Sin embargo, algunos padres hacen que sus hijos coman sólidos a partir de los tres meses, aunque los bebés de tan corta edad aún no están preparados para ello.

Con tanta información y tantas opiniones diferentes sobre qué debemos dar de comer a un bebé recién nacido, no es de extrañar que los padres se sientan confundidos acerca de cuándo es el momento adecuado para iniciar una dieta sólida. La verdad es que cada bebé tiene su propio momento para introducir los sólidos. 

Ver ahora más artículos de Infantil en Salvis Market

Te traemos algunas perlas de conocimiento para que las compartas y trates de aclarar cuando será el momento adecuado para que tu bebé comience con una dieta sólida.

¿Cómo sé que mi hijo está listo para comenzar una dieta sólida?

Si está tratando de averiguar si su hijo está listo desde el punto de vista del desarrollo para la primera cuchara, una buena regla general es alcanzar los siguientes hitos:

  • Pueden sentarse con confianza.
  • No expulsa inmediatamente los sólidos de la boca.
  • Les gusta masticar.
  • Comienzan a levantar objetos con el pulgar y el índice (también conocido como agarre de pinza).
  • Si están interesados ​​en la comida, pueden intentar agarrar la comida y llevársela a la boca.

¿Cuál es la edad adecuada para que mi hijo comience una dieta sólida?

El Academia Americana de Pediatría, Organización Mundial de la Salud, Academia Estadounidense de Médicos de Familia, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, UNICEF y muchas otras organizaciones de atención médica han emitido recomendaciones para posponer la ingesta de sólidos hasta por 6 meses, su razonamiento es básicamente porque no está de más no hacerlo. Según la AAP, esperar la introducción de alimentos sólidos dentro de los 6 meses no retrasará el crecimiento de su hijo y no aumentará el riesgo de desarrollar alergias; solo podrán beneficiarse de la leche materna o de la nutrición artificial.

¿Sabías que la composición de la leche materna cambia y se adapta a medida que tu bebé crece? Descubra más aquí.

¿Cuáles son los beneficios de esperar 6 meses antes de comenzar a alimentar a mi bebé con una dieta sólida?

Algunos de los beneficios de mantener una dieta sólida incluyen hacer que el sistema digestivo del niño madure, aumentar la protección contra enfermedades, garantizar que el niño esté preparado para su desarrollo para comer sólidos, reducir el riesgo de obesidad en el futuro y potencialmente proteger al niño de deficiencia de hierro. anemia.

¿Y qué pasa con un bebé de 4 meses que come sólidos?

Inevitablemente, una madre en un grupo de Facebook o un pariente en una reunión familiar escuchará a una madre que está bien comenzar en cuatro meses. La única organización que apoya esto es Academia Estadounidense de Inmunología y Asma Alérgica. Recomiendan introducir una dieta sólida entre los cuatro y seis meses, comenzando con alimentos menos alergénicos e introduciendo gradualmente huevos, lácteos, maní, nueces, pescado y mariscos. Afirman que retrasar la introducción de este tipo de alimentos en realidad puede aumentar el riesgo de alergias de su hijo.

La mayoría de las organizaciones de atención médica aún recomiendan esperar dentro de los 6 meses, pero hable con su médico para decidir qué es lo mejor para su bebé.

¿Dormirá mejor mi bebé cuando empiece a comer mucho?

Es muy probable que su tía abuela Joan le haya dicho que cuanto antes ponga a su hijo en una dieta sólida, antes podrá dormir completamente. Lo siento, tía J, pero no. Desafortunadamente, los estudios no solo han demostrado que los sólidos no ayudarán a su bebé a dormir más tiempo, sino que en realidad pueden tener el efecto opuesto si le duele el estómago (o le explotan los pañales). La mejor solución es simplemente salir y decirle a la tía Joan que lo «mirarás» la próxima vez que él te diga que le agregues un poco de cereal a tu bebé (pero no lo mires realmente, ¿no?)

la diversidad de la primera comida sólida del niño

¿Qué alimentos debo presentarle a mi hijo primero?

Aunque puede dejar que su hijo lo pruebe un poco, se recomienda que le ofrezcan una nueva comida cada tres días para estar atento a los signos de una reacción alérgica, como vómitos, sarpullido o diarrea. Aferrarse a una comida a la vez lo ayudará a determinar qué causó la alergia, en lugar de tratar de averiguar cuál de las 5 cosas en su plato hizo que reaccionaran. Esto incluye cereales: comience con cereales integrales, como avena o cebada en lugar de «avena y manzanas», por lo que si su hijo tiene una reacción, usted sabe cuál es el culpable.

Te presentamos un plan de sólidos para un bebé

Aquí hay un plan de muestra sobre cómo puede comenzar a introducir alimentos sólidos en la dieta de su bebé.

presentación del primer plan de sólidos para un bebé

¿Hay algo que realmente necesite para alimentar a mi bebé?

Es muy importante que su hijo coma alimentos ricos en hierro para ayudarlo a desarrollarse. La vitamina D y el zinc también son actores clave.

  • Planchar: Los niveles adecuados de hierro son esenciales para el desarrollo del cerebro y reducen el riesgo de anemia de su hijo. Además de los cereales fortificados, las grandes fuentes de hierro son los alimentos como el tofu, los frijoles, las verduras de hoja verde oscuro, los huevos, las aves, las carnes rojas y los pescados grasos. Combinar estos alimentos con alimentos ricos en vitamina C (como frutas cítricas, bayas, tomates, brócoli y repollo) ayuda a absorber el hierro.
  • Zinc: El zinc se puede encontrar en alimentos como carnes rojas, panes y cereales integrales, mariscos y frijoles secos. Su hijo necesita zinc para ayudar con el crecimiento y desarrollo del sistema inmunológico, los órganos reproductivos y el cerebro.
  • Vitamina D: La vitamina D es importante para el desarrollo de los huesos. La forma más común de asegurarse de que su bebé reciba lo suficiente son estas prácticas pequeñas gotas, pero el pescado, los huevos y los productos enriquecidos con vitamina D, como la leche de vaca (para niños mayores de un año), también contienen vitamina D.

¿Hay algo que definitivamente no debería alimentar a mi bebé?

  • Si. Es importante que su bebé no coma miel o alimentos con miel hasta que tenga al menos doce meses, ya que existe el riesgo de botulismo infantil.
  • También puede omitir el azúcar agregada, los alimentos procesados, los jugos y la leche entera (espere hasta que tengan al menos 12 meses de edad).
  • Tenga cuidado con alimentos como uvas, pasas, palomitas de maíz, verduras crudas y mantequillas de nueces, ya que representan un peligro de asfixia.

Asfixia vs. Asfixia

También es importante que te des cuenta de que es normal que tu hijo patee para deshacerse de la comida que es demasiado exigente, así que si ves los ojos llorosos, tosiendo o chillando, mantén la calma. Si su bebé comienza a asfixiarse, no hará ningún ruido, entonces debe intervenir. Manténgase al tanto de lo que debe hacer cuando su bebé se esté ahogando.

¿Qué es un destete dirigido por un niño?

Muchos padres toman la ruta del puré mientras su hijo aprende las cuerdas de los alimentos sólidos, mientras que otros prefieren el destete dirigido por un niño.

Si no conoce este término, el destete infantil permite que su hijo ocupe el lugar del conductor al intentar una dieta sólida. Ofrecen alimentos blandos durante aproximadamente 6 meses, que pueden recoger y llevar a la boca. Los beneficios del destete infantil incluyen una mejor coordinación ojo-mano, masticación y hábitos alimenticios saludables (p. Ej., Dejar de fumar cuando está lleno). Se recomienda comenzar con alimentos de un solo ingrediente para ayudar a identificar posibles alérgenos para su hijo.

¿Cuál es el cucharón para caca de bebé al consumir sólidos?

Tan pronto como su bebé comience a comer alimentos sólidos, su mierda cambiará. Prepárese para una mierda apestosa y más firme, que será más o menos común que antes, dependiendo de lo que coman (¡oye, nunca dijimos que sería más predecible!) Si su hijo tiene diarrea, estos pueden ser signos de una alergia, así que tome nota de la comida que comió antes de cambiar el pañal y tenga cuidado la próxima vez que lo pruebe.

¿Ya ha comenzado a darle a su bebé una dieta sólida?

¿Tiene alguna perla que contarnos y que le haya facilitado las cosas y que le gustaría compartir? ¡Añádanoslo en los comentarios!

Llegar a este punto es un gran hito tanto para los padres como para el bebé. Con tanto énfasis en conseguir que los bebés coman sólidos, la cuestión de cuándo es exactamente el momento adecuado puede perderse en la confusión.

Aprieta el cinturón de tu bebé, prepara algunos biberones o tarros de comida y ¡disfruta de estos primeros meses con tu pequeño!