Saltar al contenido

Hamaca para bebé. Esa gran compañera de sus primeros meses.

De entre los millones de productos que te ofrecerán y que verás tras traer al mundo a tu bebé, la hamaca para bebé será, con casi toda seguridad el que más utilices.

La hamaca se convertirá en una compañera de viaje indispensable para tu bebé. Y digo bebé porque no vas a usarla más allá de unos 6 meses.

Quiero Registrarme

¿POR QUÉ UTILIZAR UNA HAMACA PARA BEBÉ?

Hamaca  bebé si o no. Pues sencillo, sí, siempre ¡tiene qué ver mundo!

Tu bebé se va a pasar la mayor parte del día en un capazo, encerrado entre cuatro paredes. Sólo va a poder mirar hacia arriba. Vamos que sólo va a ver el cielo, el techo y a la cara de la gente si estos van a mirarle.

Con la hamaca va a poder ir desarrollando la capacidad de observación. Podrá mirar a cualquier lado y verá y observará lo que allí ocurre, lo que ve.

Desde un elemento tan seguro como una hamaca tu bebé va a poder tener contacto visual con absolutamente todo lo que le rodea. Se sentirá más integrado en la vida familiar al observaros continuamente.

¿QUÉ ES UNA HAMACA PARA BEBE?

Pues es un sistema realmente sencillo. Es una silla acolchada con el respaldo inclinado donde el bebé tendrá una posición tumbada.

Normalmente se puede regular la inclinación de la hamaca. Así tu bebé podrá estar desde una posición totalmente tumbada a estar sentado.

En una hamaca bebe, estará totalmente seguro. Todas deben llevar arnés de seguridad para evitar caídas y resbalones. Además si respetas el peso máximo marcado por el fabricante para su uso, tu bebé no podrá volcar.

La gran ventaja de la hamaca es que, además, es un producto sumamente ligero. Se puede transportar a cualquier parte. Puedes tener a tu bebé en el salón, jardín, en la piscina, en el parque…no se ¡échale imaginación!

Además en la época actual hay de todo. Hamacas simples, hamacas con música y sonidos, vibración, balanceo automático, incluso algunas ¡las puedes accionar desde el móvil!

¿CÓMO USAR LA HAMACA Y CUÁNTO TIEMPO?

Quiero Registrarme

En primer lugar la hamaca debe estar homologada.

Considero mejores las que no se pliegan, pero también son más incómodas. Si no se pliegan evitas el riesgo de que se pliegue involuntariamente por cualquier tipo de fallo.

No pongas la hamaca en lugares de riesgo. Tampoco en superficies blandas e irregulares donde la hamaca pueda volcar.

Ten en cuenta que tu bebé, aun con seguridad se va a mover. Sobre todo cuando tenga más de 2 meses.

Importante, aunque la hamaca es un lugar seguro para tu bebé ¡nunca dejes de vigilarlo!

Tampoco tengas todo el día a tu bebé en la hamaca dado que aun con su versatilidad sus movimientos se ven limitados. Siempre se podrá mover mucho mejor en el capazo.

No abuses ni de una cosa ni de la otra.

Lo suyo es usarla hasta los 6 meses más o menos. Aunque en el mercado hay hamacas bebé hasta 18 kg. Lo normal es que sea para bastante menos peso. Mira bien las características de la hamaca que eliges.

6 CONSEJOS PARA ELEGIR LA HAMACA BEBÉ

Intenta que la hamaca tenga varias posiciones reclinables.

El cinturón y arnés de seguridad debe poder colocarse en varias posiciones. Tu bebé crece y la hamaca la seguirás usando.

La hamaca debe tener un sistema de bloqueo contra cierres imprevistos, si es plegable.

La estructura de la hamaca tiene que ser rígida y flexible. Rígida para evitar volcados y flexibles para que el bebé pueda moverse con facilidad.

Mira que el tejido sea desenfundable y lavable. Además mejor que este tejido sea transpirable, los tejidos de plástico son poco aconsejables.

Mira el peso máximo homologado de la hamaca. Nunca pongas al niño en la hamaca si pasa de ese peso, corres el riesgo de que vuelque.

En Salvis Market tenemos una gran variedad de productos para tu bebé.

Registrarme en Salvis Market

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *