Saltar al contenido

Serum: ¿qué es?, ¿para qué sirve?, ¿qué cremas son mejores?

qué es el sérum y para qué sirve

El sérum es uno de los productos más valiosos del mercado. Su alta concentración de ingredientes activos lo convierte en un producto de belleza eficaz para conseguir un aspecto saludable y rejuvenecido.

El sérum puede tratar problemas específicos como la sequía, la deshidratación, la pérdida de firmeza, las manchas de pigmentación o las arrugas.

Ver ahora más artículos de Alta Cosmética en Salvis Market

Al contrario de lo que podría pensarse, el sérum no es un extra opcional y puede ser utilizado tanto por las pieles secas como por las grasas.

Te lo contamos todo en este post

¿Qué es el serum?

El sérum puede tratar problemas específicos como la sequedad, la deshidratación, la pérdida de firmeza, las manchas de pigmentación o las arrugas.

Su alta concentración de ingredientes activos lo convierte en uno de los productos de belleza más eficaces para conseguir un aspecto saludable y rejuvenecido.

Entre sus beneficios (según el tratamiento elegido), podemos destacar:

  • Hidrata la piel en profundidad y mantiene la hidratación durante todo el día.
  • Aporta luminosidad a la piel apagada, unifica el tono y minimiza las arrugas causadas por las líneas de expresión y la deshidratación.
  • Acelera la regeneración celular, ayudando a reparar la piel dañada.

Debes aplicar el sérum directamente sobre la piel antes de hidratarla. De esta manera conseguirás que los principios activos penetren en profundidad en la epidermis.

La cantidad a aplicar debe ajustarse en función de tu tipo de piel. Al ser muy concentrados, sólo necesitas unas gotas cada vez, por lo que es un cosmético económico.

Se aplica después de la limpieza del rostro y antes de aplicar una crema hidratante, de día o de noche. En cuanto al cuerpo, se utiliza en lugar de la crema.

¿Para qué sirve el serum facial?

El sérum facial es un tratamiento ideal para todo tipo de pieles. Es un producto diseñado para el cuidado y la belleza del rostro que tiene una textura más ligera que una crema facial y cuya principal diferencia con una crema de día es su mayor concentración de activos.

Los sérums están más concentrados en principios activos y penetran más rápidamente en la piel que las cremas faciales. De hecho, un sérum contiene entre un 5% y un 20% de principios activos, frente al 1% y el 5% de las cremas faciales.

El sérum facial es, por tanto, una base ideal para complementar los efectos de las cremas de día y de noche, ya que potencia su acción. También es un producto ideal como base de maquillaje gracias a su efecto unificador en la piel.

Además, hay que tener en cuenta que los principios activos contenidos en este tipo de productos están formulados para penetrar en la epidermis y llegar a las capas más profundas de la piel.

Esto significa que este tipo de producto es una excelente alternativa para quienes desean tratar problemas específicos como arrugas, manchas o pérdida de firmeza.

El sérum es un producto ideal para el tratamiento de ciertos problemas específicos de la piel:

  • Antienvejecimiento: los sérums faciales están formulados para aportar a la piel principios activos antienvejecimiento como el retinol, la vitamina C o el ácido hialurónico. Además, su textura más ligera permite una mayor penetración de estos ingredientes en las capas más profundas de la piel y una mejor absorción por las células.
  • Hidratación: algunos sérums están formulados para hidratar y combatir la sequedad de la piel. Entre ellos encontramos sérums con ácido hialurónico y vitaminas A, C y E que nos ayudan a conseguir una piel más hidratada, suave y a combatir la sequedad.
  • Unificadores: otros sérums faciales están pensados para unificar el tono y reducir las imperfecciones como las manchas oscuras o la decoloración debida al acné o a la exposición solar. El ingrediente más conocido para este fin es el ácido kójico, que ayuda a desvanecer las manchas oscuras del rostro y del cuerpo con un uso regular.

¿Qué usar, cremas con serum o crema hidratante?

Una crema hidratante se compone principalmente de agua, emolientes y muchos otros ingredientes activos que están diseñados para la superficie de la piel. Están especialmente formulados para crear una barrera en la piel contra la pérdida de humedad y el envejecimiento prematuro causado por factores externos como la contaminación.

El sérum es un producto que puede añadirse a tu rutina (en lugar de la crema hidratante o antes de ella) para obtener un impulso adicional de beneficios. Los sérums son especialmente adecuados para tratar problemas específicos de la piel, como las arrugas. «Piensa en ellos como una nutrición específica para tu piel»

Si tienes la piel seca, puedes utilizar el sérum facial por la mañana y/o por la noche antes de la crema hidratante. Si tienes la piel grasa, se recomienda utilizar el sérum facial por la noche antes de la crema hidratante.

La idea de utilizar sérums faciales es hidratar primero la piel y luego aplicar la crema encima.

Para obtener los mejores resultados, utiliza sérum facial después de limpiar su rostro. De esta manera penetrará profundamente en la piel y conseguirás mejores resultados.

Consejos para aplicar el serum

Los sérums faciales son fórmulas con una alta concentración de ingredientes activos pero con una textura ultraligera, lo que significa que se absorben rápidamente en la piel sin dejar un residuo graso en el rostro.

Son ideales para las mujeres con pieles grasas o las que buscan texturas muy ligeras.

Sin embargo, en el caso de utilizarlo como cuidado de día, será clave complementarlo con un protector solar o crema facial con SPF para prevenir el fotoenvejecimiento de la piel o, en su defecto, utilizarlo como hidratante en el ritual de cuidado nocturno.

Además, existen dos formas de aplicar el sérum en el rostro:

  • Aplicar directamente con las manos. La primera es aplicar directamente poniendo unas gotas en la yema de los dedos y extendiéndolas por el rostro, evitando el contacto con el contorno de los ojos; este tipo de aplicación es ideal para quienes tienen una piel normal y buscan hidratación.
  • Utilizar una bola de algodón. La segunda forma consiste en humedecer una bola de algodón y extenderla uniformemente por el rostro. Esta aplicación se recomienda para quienes tienen la piel sebácea, ya que el algodón absorbe parte del producto y evita que aparezcan brillos en el rostro tras su uso.

Algunos sencillos consejos que te damos a continuación son esenciales para que aproveches toda la capacidad del serum. No son productos baratos, así que úsalos con eficacia:

  • Aplicar el sérum sobre la piel limpia después de eliminar todos los restos de maquillaje y suciedad del rostro.
  • Aplicar suavemente unas gotas de sérum sobre la piel limpia.
  • Masajea con los dedos para que el serum penetre mejor en tu piel.
  • No te eches el serum en el contorno de los ojos.
  • Completa tu ritual diario con una crema de día o de noche para una mayor hidratación.

¿Busca reducir las primeras arrugas y dar a su rostro un extra de firmeza? Prueba nuestros productos con sérum que te aportarán los beneficios que buscas para tu piel.

¿Qué cremas con serum son las mejores?

Con el tiempo, la piel está expuesta a muchos agresores que pueden provocar su envejecimiento. La contaminación, el estrés, la fatiga, la mala alimentación y los cambios hormonales son factores que pueden contribuir a los signos visibles del envejecimiento. 

A partir de los 30 años, las reservas naturales de colágeno de la piel empiezan a disminuir y el ritmo de renovación celular se ralentiza. La textura de la piel se vuelve menos uniforme y comienzan a formarse arrugas.

Algunas personas optan por métodos más invasivos, como la cirugía o las inyecciones de Botox, para tratar estas líneas de expresión y arrugas, pero también existen soluciones no invasivas que pueden utilizarse en casa a diario. 

Al mismo tiempo, si vive en un entorno urbano, su piel tendrá necesidades diferentes a las de alguien que vive en una zona rural.

Los sérums son fórmulas muy concentradas que contienen una alta concentración de ingredientes activos diseñados para satisfacer necesidades específicas de la piel. Penetran profundamente en las capas de la piel para proporcionar resultados específicos en un corto período de tiempo.

La gama de sérums disponibles en el mercado es muy amplia. En nuestra tienda online encontrará muchas opciones diferentes entre las que seguramente encontrará una que se adapte a sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *